Inicio » LA INVESTIGACIÓN CUALITATIVA DIGITAL

LA INVESTIGACIÓN CUALITATIVA DIGITAL

La facilitación de grupos adquiere una nueva dimensión con la irrupción de las tecnologías digitales. La pantalla recrea a través del diseño de interfaces compartidos nuevas posibilidades de interacción y de colaboración.

Mediante el diseño de interfaces colaborativos se pueden recrear las técnicas de entrevista y trabajo colaborativo,  realizando esas tareas en un nuevo espacio compartido de trabajo. El diseño de interfaces colaborativos requiere la comprensión de los contextos de uso para crear un espacio en el que se pueda integrar la dinámica social propia del encuentro con las potencialidades de la digitalización de la comunicación.

Es el caso de diferentes técnicas de investigación cualitativa que en el contexto digital cada vez se hacen más participativas, colaborativas y mixtas en el sentido de la integración de lo cualitativo y lo cuantitativo.

En los estudios de usabilidad y experiencia del usuario, la investigación cualitativa digital aporta herramientas que tradicionalmente se han utilizado en los estudios cualitativos y en el diseño de sistemas interactivos, tales como el Card Sorting, la investigación etnográfica de los contextos de uso y de comunicación, así como los estudios de usabilidad y eyetracking que utilizan técnicas cualitativas de ‘think aloud’  integradas en métodos mixtos de observación cualitativo-cuantitativo mediante el uso de software especializado.

Las entrevistas semi-estructuradas aplican procedimientos de generación de sentido: asociaciones libres, agrupamientos con card sorting, comparaciones con la técnica de la rejilla o repertory grid. Los datos recogidos con estas técnicas pueden ser analizados cuantitativamente con programas de análisis de clusters o de componentes principales.

En el campo educativo y formativo, la tradicional pizarra se transforma en una pantalla compartida que facilita un aprendizaje activo y colaborativo. Así mismo en la gestión de reuniones, ya sean presenciales o a distancia, la pantalla compartida se convierte gracias al diseño del interface colaborativo en una oportunidad para aumentar la productividad: toma de decisiones, resolución de conflictos, facilitación de la colaboración creativa de los equipos de trabajo o el trabajo de los facilitadores del cambio en los profesionales de la ayuda personal.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

PACO MOLINERO

Instructor Certificado de ATLAS.ti

Investigador cualitativo especializado en el uso de herramientas digitales de análisis de datos cualitativos y herramientas colaborativas.